el-canto-de-antonietta.com
Trenzas de raíz  - El Canto de Antoñetta
Mis caracolillos negros se enredaban entre los dedos frente al espejo, trataba de imitar su destreza con las trenzas de raíz, pero no era fácil . Sus mechones castaños pintaban senderos dorados repletos de espigas que decoraban su extensa y divina melena de Rapunzel. La trenza despejaba su rostro y dejaba ver esos ojos de gato, orientales, brillantes esmeraldas que escondían su tímida estampa. Siempre silenciosa y serena, pequeña y dichosa , mi hermana . …