el-canto-de-antonietta.com
LLamas de Surf - El Canto de Antoñetta
Salió de las aguas para recoger su toalla empapada de arena . Mantuvo la mirada fija sobre aquel malvarrosa celestial que acompaña al sol, mientras recogía y secaba su pelo con el trapo de felpa. Respiró tan profundo que el rugido de la última ola rompiendo en la orilla se incrustó en su pecho.(...) Todos los atardeceres, desde que partió, Emma se introducía en las fauces salinas de aquella playa en busca del único consuelo que aún le quedaba para tanta soledad.