el-canto-de-antonietta.com
La casita y su estrella - El Canto de Antoñetta
El día siguiente al de Reyes mi cuerpo deambula entre el cansancio, el empacho y la pena. No es que sea una amante empedernida de las luces, el espumillón y la sensación constante de ser un pésimo Rey mago, no , es que cada año que pasa siento que esa ilusión por la magia de estos días que prende de los ojos de mis pequeños, se va haciendo cada vez más opaca y menos inocente. …