el-canto-de-antonietta.com
El Atlas - El Canto de Antoñetta
Por un momento, cerró los ojos y quiso entender el significado de aquella escultura. Recordó los dias en ese hospital improvisado a los pies de Tíbet, sin vendas, con escasos calmantes y con hilo para coser tan solo cuatro heridas que no rebasaran el palmo de su mano o sino sólo podría coser a tres. El sudor de su frente no cesaba y su bata se le pegaba al cuerpo como queriendo arropar la tiritona …