el-anaquel.com
Juegos en los que no participa nadie salvo el lector y sus libros | El Anaquel | Blog Literario
Persiste una idea: esto ya lo había leído yo antes. La lectura, entonces, se convierte en otra cosa: una pesquisa o, quizás, un laberinto. La respuesta o salida aparece cuanto se encuentran los dos extremos del hilo, esto es, cuando se descubren sus vasos comunicantes.