efectosecundario9.wordpress.com
Deja a los muertos en paz_Ernst Raupach (1784-1852)
Walter suspiraba dolorosamente por el fallecimiento de su amada esposa Brunilda. Era medianoche y estaba junto a su tumba, en la hora en que el espíritu que brama en las tempestades lanza sus maldi…