diazvillanueva.com
¿Y si Podemos al final no pudiese? - Fernando Díaz Villanueva
Aquí, como en todos los países del mundo, el que es de derechas lo es de toda la vida y lo mismo el de izquierdas, el nacionalista o el que pasa de política. Con frecuencia las afinidades políticas se adquieren en la infancia y ya no se pierden jamás. Esto viene a explicar la duración del régimen del 78, un orden de cosas que, de no mediar la crisis brutal que aún nos golpea, nadie habría puesto en duda. En la Restauración del siglo XIX –la de Cánovas y Sagasta– sucedió algo similar hasta que el sistema se desestabilizó en la década de los veinte y se fue al garete unos años después. En principio ahora nos encontraríamos en la fase de descrédito que precede al colapso. Y ahí es donde ha entrado Podemos y sus ideas de casquero que quizá no sean tan de casquero. Tras el sobresalto de los primeros meses el programa de la nueva formación ha quedado tan pesoizado que todo invita a pensar que, de llegar al Gobierno en coalición con los legítimos propietarios de la marca, asistiríamos a una segunda edición corregida y aumentada del felipismo. Entretanto la revolución puede esperar… a Dios gracias. [...]