diazvillanueva.com
Taleb o lo altamente improbable - Fernando Díaz Villanueva
Tan sólo pronunciar su nombre provoca un arqueado de cejas automático en el interlocutor. Para algunos es la impertinencia personificada, para otros es el gurú definitivo, el Montaigne de nuestro tiempo. Pero no nació en Francia, tampoco en Inglaterra ni en los Estados Unidos, lo hizo en el Líbano, en el pequeño pueblo de Amioun hace no mucho, en 1960. Amioun en arameo significa «lugar de los griegos» y aunque Nassim Nicholas Taleb no es griego si es cristiano ortodoxo de obediencia griega. Lo mismo que su padre, un prestigioso oncólogo libanés del siglo pasado, y todos sus antepasados. Su lengua madre, sin embargo, es el árabe. Porque, aunque a muchos les parezca chocante, en países como el Líbano hablar árabe no es sinónimo de ser musulmán. Su apellido, de hecho, significa estudiante en árabe. Los talibanes afganos son eso mismo, los «estudiantes», aunque éstos sólo estudian el Corán. Son hombres del libro, Nassim Taleb es hombre de muchos libros y, por lo tanto, está muy lejos del talibanismo, al menos en la acepción que recoge la Real Academia Española. Estudiar estudió. Mucho y con muy buenas notas. Primero en el Liceo Francés de Beirut, luego en la Universidad de [...]