diazvillanueva.com
Sonambulismo en el alambre - Fernando Díaz Villanueva
«Cuanto más tiempo nos quedemos, mayor será el riesgo de que nunca nos vayamos». Esto y con estas mismas palabras dijo Theresa May a la prensa este fin de semana. Los nervios, como se ve, cunden en el Reino Unido a sólo cuatro días de que expire la prórroga concedida a Londres por la Unión Europea hace dos semanas. Por si las moscas May ha solicitado formalmente una nueva extensión hasta el 30 de junio para disponer de tiempo y así cerrar su acuerdo con los laboristas de Corbyn. Desde Bruselas Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, ha respondido con una propuesta muy generosa. No les concede dos meses, sino un año entero, una extensión flexible pero que obligaría al Reino Unido a participar en las elecciones europeas del 26 de mayo. Como se puede ver la madeja del Brexit en lugar de desenredarse se enreda cada día más. El coste lo conocen bien, pero nadie sabe como salir de ese círculo vicioso. Los oyentes traen: Intervención externa en Venezuela Pablo Iglesias Votar o no votar en las próximas elecciones Una misteriosa cita de Erasmus Darwin