diazvillanueva.com
Setenta años de vértigo urbano - Fernando Díaz Villanueva
Uno de los crecimientos urbanos más llamativos de la historia de España es el de Madrid durante la segunda mitad del siglo XX. La Villa y Corte tenía al terminar la guerra civil en 1939 unos 900.000 habitantes. Había duplicado su población desde el cambio de siglo, cuando contaba con medio millón de almas. La ciudad creció considerablemente tras el derribo de la cerca en 1868. Se expandió hacia el norte y el este con nuevos barrios como el de Chamberí, Argüelles o Salamanca. Los madrileños vivían hacinados dentro de los límites de la cerca, que databa de principios del siglo XVII. Cuando se tiró abajo la ciudad tenía unos 250.000 habitantes. No cabían muchos más en tan poco espacio. El ensanche, llevado a cabo mediante el llamado Plan Castro permitió que la ciudad respirase y la población creciera de una manera ordenada. El resultado fue el estirón de las tres últimas décadas del siglo XIX y las cuatro primeras del siglo XX. En este tiempo se levantaron algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad como el Palacio de Comunicaciones de Cibeles (hoy sede del ayuntamiento), la Biblioteca Nacional, el Banco de España, la estación de Atocha o [...]