diazvillanueva.com
Punto final en Nicaragua - Fernando Díaz Villanueva
El pasado día 29 el Gobierno de Daniel Ortega prohibió por ley las protestas en Nicaragua. Desde aquel día está oficialmente prohibido manifestarse. Todo el que salga a la calle y se le ocurra protestar contra el Gobierno se expone a detención, juicio y posible encarcelamiento. Si son muchos se exponen además a que la policía les cosa a tiros en la calle. Es algo simbólico pero que resume a la perfección el breve viaje que el Gobierno Ortega ha hecho desde una democracia muy defectuosa a una dictadura sin careta. Hasta la fecha las manifestaciones se han cobrado la vida de más de 400 personas, la mayoría de ellas civiles muertos a manos de la policía y de los grupos parapoliciales que trabajan para el Gobierno. El asunto está ya en la OEA y en el Consejo de Seguridad de la ONU. El régimen nicaragüense, como era de esperar, se ha cerrado en banda aplicando el viejo manual castrista de «si el mundo te censura, peor para el mundo». Relacionado