diazvillanueva.com
¿Por qué los rescates consiguen justo lo contrario de lo que se proponen? - Fernando Díaz Villanueva
Hace dos semanas, cuando se vio que la situación de Irlanda era insostenible, los líderes de la Unión Europea, del FMI y del BCE se precipitaron en declaraciones para apaciguar a los mercados. La receta que emplearían sería la misma que meses antes con Grecia, juntar una cantidad de dinero determinada y entregársela al Gobierno irlandés para que procediese a taponar agujeros. Todo a cambio de que este Gobierno se comprometiese en firme a sanear las cuentas mediante un plan de ajuste consistente en rebajar los gastos de la administración y aumentar los ingresos vía impuestos. Con Grecia había funcionado, o al menos eso es lo que los políticos europeos creían. Tras el plan de ayuda aprobado in extremis para evitar la quiebra soberana del Estado griego, la confianza de los inversores en la deuda pública se restableció y las primas de riesgo descendieron. Zapatero, sin ir más lejos, tomó esa señal como un semáforo abierto para volver por donde solía. A lo largo del verano fue dando marcha atrás en los recortes de gasto que había anunciado en mayo –no así del endurecimiento fiscal–, confiado en que, con el padrino europeo detrás no tendría nada que temer y podría [...]