diazvillanueva.com
Podemos o el irresistible olor de la moqueta - Fernando Díaz Villanueva
Es duro de aceptar, pero nadie hasta la fecha ha dado con el significado exacto del término casta, entendida al menos según el uso mayoritario que le damos en España desde hace cosa de un par de años. Al primero al que se la oí pronunciar con ese sentido fue a Enrique de Diego en un programa que tenía en la radio hace ya bastante. La repetía una y otra vez cargándola de un veneno paralizante que luego inyectaba sobre los políticos, sobre todos los políticos, sin distinción de credo aunque con predilección por los de los partidos del turno. De Diego en aquel entonces repartía guantazos a diestro y siniestro con gran deleite íntimo y mucha mala hostia. Fue, digamos, un pionero y a los pioneros siempre se les olvida. A la historia pasan otro tipo de personajes: los fundadores, que son los que saben apropiarse del hallazgo del pionero y proyectarlo hacia el futuro. Quizá Enrique tomó prestada la palabra –y su endemoniada carga semántica– a Daniel Montero, un periodista que allá por 2009 publicó un libro titulado “La casta: el increíble chollo de ser político en España”. Es probable que Montero se inspirase en otro libro, esta [...]