diazvillanueva.com
Podemolítica - Fernando Díaz Villanueva
La nueva política era, amén de honrada, horizontal y democrática. La nueva política nacía de abajo y el poder ascendía fluido para que solo los más capaces llegasen hasta arriba. La nueva política no sabía de partidos sino de colectivos, no sabía de agrupaciones sino de círculos, no sabía de jerarquías ni de líderes sino de méritos y compañeros. La nueva política no tenía nada que ver con la vieja, se miraba en el espejo de las asambleas del 15-M y no en los congresos de los partidos del turno. La nueva política era la plaza, la vieja un palacio de congresos hecho por Calatrava a millón la baldosa con azafatas, canapés y acreditaciones colgadas del cuello. Muchos lo quisieron creer y lo creyeron tanto que se apuntaron entusiastas a los círculos y a las asambleas virtuales que se celebraban en interminables y agotadores foros de Internet. De eso hace ya la eternidad de dos años. Hoy los apóstoles de la nueva política ya han llegado donde pretendían. Lo primero que han descubierto los que contribuyeron más activamente a elevarles a los altares es que si la política era así es porque no puede ser de otra manera. La política [...]