diazvillanueva.com
Lagrimeo y propaganda - Fernando Díaz Villanueva
Cuando el gran Santiago González escribió hace ya más de cuatro años “Lágrimas socialdemócratas”, aquella crónica del desparrame sentimental del zapaterismo, no podía ni imaginarse hasta donde iba a llegar la marea. Hasta aquí, querido maestro, y la pleamar avanza amenazando con derribar el dique. La democracia en España, que ha sufrido los embates de guerras, golpes de Estado y toda suerte de pésimos Gobiernos, no se yo si podrá aguantar esta penúltima arremetida del sentimentalismo podemita. Hace tiempo leí no se donde que la revolución que nos trae el partido morado –el de la gente decente, el pueblo… bueno, chico, ya tu sabe, que diría un cubano de Miami–, era una “eclosión emocional” (sic). Luego vino lo de la fábrica de amor (sic), lo de que tienen las entrañas llenas de mariposas (sic) y el sinfín de cursilerías impresas a fuego en Twitter que, por mucha mofa que hagamos de ellas, ahí quedan para la posteridad, para que sirvan a algún historiador del futuro a entender e interpretar correctamente esta época tan infantiloide que nos ha tocado vivir. La apelación a lo emocional no es nueva. En los años 20 y 30 los novísimos –en aquel entonces fascistas y [...]