diazvillanueva.com
Khashoggi y la impunidad saudí - Fernando Díaz Villanueva
Ayer el Gobierno de Arabia Saudí cambió de nuevo de versión sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en su consulado de Estambul. Es la cuarta versión que da y, como las tres anteriores, no se la cree nadie. Primero dijeron que sólo pasó unos minutos en el consulado, luego admitieron la posibilidad de su muerte, más tarde hablaron de una pelea y la muerte a golpes del periodista y ahora de un estrangulamiento tras una discusión. Lo cierto es que a estas alturas ya da lo mismo como muriese Khashoggi. Su caso ha provocado un maremoto en las no precisamente tranquilas aguas de la política internacional. Un maremoto que ha ido a romper contra la Casa Blanca, que se encuentra en un aprieto del que va a tener muy complicado salir ya que cualquiera de las opciones que Trump escoja será mala para sus intereses.