diazvillanueva.com
Kavanaugh y el cuento del lobo - Fernando Díaz Villanueva
Hace tres meses Donald Trump propuso para presidir el Tribunal Supremo a Brett Kavanaugh, un juez de 53 años que actualmente ejerce en el Tribunal de Apelación del Distrito de Columbia. Hasta aquí todo correcto. Kavanaugh reúne los requisitos para el cargo: es juez en ejercicio, tiene suficiente experiencia y una hoja de servicios sin tacha. En estas estaban cuando, a principios de septiembre, la revista New Yorker avanzó una exclusiva en la que una mujer, Christine Blasey Ford, acusaba a Kavanaugh de haber abusado de ella cuando ambos eran estudiantes en un instituto de Georgetown, es decir, hace casi 40 años, 36 para ser exactos. No hay más pruebas que la declaración de esta mujer, pero el caso ha desatado una tormenta en Washington que ha ido recrudeciéndose conforme pasaban los días. Una comisión del Senado llamó a la parte acusadora a testificar y explicar su caso en sede parlamentaria. Kavanaugh también lo hizo por petición propia. La comparecencia, que no tenía valor de juicio porque el Senado carece de la capacidad de juzgar, terminó en una chaparrón de acusaciones mutuas. Kavanaugh defendió en vano su inocencia. El caso ya estaba juzgado y la condena era firme. Pero no [...]