diazvillanueva.com
Juan Carlos y la mujer del César - Fernando Díaz Villanueva
La Constitución no preveía un Rey Emérito, de hecho ninguna Constitución lo prevé. Los reyes lo son para toda la vida, de la proclamación a la muerte. Así debió suceder con Juan Carlos I, pero sus errores, algunos de una gravedad extrema, forzaron la abdicación en 2014 y la sucesión anticipada. Como nadie había previsto esta eventualidad, llevamos más de cuatro años sin saber a ciencia cierta cuál es el papel del que fue jefe de Estado durante casi cuarenta años, y que ahora es lo más parecido a una reina madre no muy distinta a lo que fue María Cristina de Habsburgo hace un siglo tras el ascenso al trono de su hijo Alfonso XIII. A falta de una guía para reyes eméritos, don Juan Carlos improvisa. Va de aquí para allá, sustituye en ocasiones a su hijo en actos de Estado y se deja ver en la prensa como un afable jubilado que complementa el ocio propio de la edad con algunos eventos en los que solo se representa a sí mismo. Ese fue el caso del Gran Premio de Formula Uno de Abu Dhabi del pasado mes de noviembre que nos regaló la foto más desafortunada del año. [...]