diazvillanueva.com
Historia de la peseta - Fernando Díaz Villanueva
Vimos la semana pasada como el sistema monetario castellano medieval con sus reales, sus maravedíes y sus doblones pasó a tener alcance global gracias a la importancia que cobró la monarquía hispánica en todo el mundo durante los siglos XVI, XVII y XVIII y, sobre todo, gracias a la abundancia de plata que atesoraban las minas de las Indias. Vimos también como el real de a 8, una simple moneda de plata castellana se transformó en la primera divisa de ámbito mundial deseada por todos y con la que se podía adquirir cualquier cosa en cualquier lugar del planeta. La plata española a través de sus reales le cambió la cara al mundo y al comercio que gracias a esa proverbial cantidad de metal precioso se hizo más fluido. Los seres humanos comerciamos siempre y en toda circunstancia, pero esas relaciones se hacen más rápidas, habituales y eficientes cuando hay monedas de por medio. La plata de Potosí o Zacatecas aportó todo el metal que faltaba. Los reales españoles se mantuvieron con vida hasta el siglo XIX. Durante la centuria anterior tuvieron incluso una segunda edad de oro, por lo que los monarcas de la casa de Borbón, plenamente conscientes [...]