diazvillanueva.com
Gürtel, voladura controlada - Fernando Díaz Villanueva
Tirar de la manta, así, como frase hecha, se puso muy de moda a mediados de los noventa tras la fuga y captura (previo pago) de Luis Roldán. Se decía que el antiguo director de la Benemérita iba a tirar de la manta y el Gobierno en pleno caería como un castillo de naipes: primero el secretario de Estado de Seguridad, luego el ministro de Interior, y finalmente el presidente del Gobierno. No pasó nada, claro. Roldán se comió un montón de años de cárcel y hoy vive como un humilde pensionista setentón en un pisito de Zaragoza. Algo similar sucedió con el subcomisario Amedo en el asunto aquel de los GAL. Nunca se llegó a saber quién era el señor X aunque, esta vez sí, el ministro dio con sus huesos en la trena, pero por poco tiempo y, además, cuando entró en el penal de Guadalajara ya a nadie le importaba, porque el Gobierno de Felipe González había pasado a mejor vida. El caso Gürtel, que lleva siglos instruyéndose, no interesa demasiado al respetable y su juicio llega en un momento en el que nadie quiere hacerse más daño del estrictamente necesario Ahora estamos en las mismas. Todos [...]