diazvillanueva.com
Grietas en Chimérica - Fernando Díaz Villanueva
Washington y Pekín llevan negociando un acuerdo comercial desde el pasado mes de diciembre. Aquello puso fin a un año muy movido, especialmente para los aranceles de los productos que cruzan el Pacífico, que son muchos, tantos como 150.000 millones de dólares de EEUU a China y medio billón de dólares de China a EEUU. Estos dos gigantes intercambian la mitad del PIB español cada año, básicamente en buques portacontenedores repletos de mercancías. En principio poner trabas a semejante autopista comercial parece una insensatez. A fin de cuentas los Estados comercian muy poco entre ellos, los que comercian son los individuos. Usted o yo a título individual somos los que compramos productos made in China o made in Germany, no el Estado español. El comercio internacional reducido a su más pura esencia es un proceso que involucra a cientos de millones de personas que realizan miles de millones de transacciones diarias. Compramos porque valoramos más el bien o el servicio que estamos adquiriendo que nuestro dinero. Vendemos por la razón inversa. Si compramos productos fabricados en el extranjero no es por falta de patriotismo, sino porque nos dan más por menos o mejor por lo mismo. Luego los aranceles, al [...]