diazvillanueva.com
Els tarugs ponen faltas - Fernando Díaz Villanueva
A pesar de la obsesión que esta gente tiene con la llengua de las narices, y a pesar de que suelen reducir a una pancarta las cuatro cosas que les bailan por la cabecita, cuando salen a la calle a manifestarse escriben las pancartas en catalán con faltas. Ayer, durante la mega manifa (a la que, como todo el mundo sabe, asistió media Barcelona y todo el Penedés) para protestar por lo de Mena, exhibieron una pancartita pinchada encima de una calabaza en la que se leía: «Exèrcit espanyol: suspesos en democràcia». Vaya por delante que no sé hablar catalán, pero como esa lengua tiene la puñetera e incorregible manía de parecerse tanto al español, pues las faltas se pillan a la primera. Si «exèrcit» es singular, que lo es, lo suyo es que el verbo fuese también en singular, por la concordancia mayormente. Así, no sería «suspesos» sino «suspes», es decir, suspendido y no suspendidos. Porque cateados estarán los generales, coroneles y demás, pero el ejército como tal estará cateado, digo yo. A no ser, claro, que se refieran a los Ejércitos del mismo modo que Maragall se refiere a las Españas y su socio a los Països Catalans. [...]