diazvillanueva.com
El zombi bolivariano - Fernando Díaz Villanueva
El mes pasado se repitió hasta la saciedad que el régimen chavista se suicidó impidiendo la entrada de ayuda humanitaria desde Colombia. Pero no es cierto. Tampoco lo hizo en enero con la jura fraudulenta de Nicolás Maduro, ni durante las no menos fraudulentas elecciones de mayo, ni con la feroz represión que desató en el verano de 2017. El régimen se suicidó hace casi dos años cuando decidió unilateralmente desconocer a la Asamblea Nacional democráticamente elegida a finales de 2015 e inventarse una nueva afín al Gobierno. Aquello fue el verdadero punto de inflexión, el pecado original que ha convertido a Maduro en un apestado y a sus compinches en un grupo de forajidos que cuando salen del país tienen que hacerlo guardándose las espaldas por si la CIA o la DEA les echan el guante. Todo lo que ha sucedido desde entonces en Venezuela no ha sido más que una consecuencia de ese golpe de Estado a cámara lenta perpetrado desde el poder, que culminó el pasado 10 de enero con la toma de posesión de Maduro tras haber ganado unas elecciones de mentira. Maduro se metió el solito en la ratonera. Sabía que el chavismo se sostenía [...]