diazvillanueva.com
El coste de lo público - Fernando Díaz Villanueva
Una de las principales preocupaciones de los españoles es la corrupción. Si nos atenemos a lo que nos dice el barómetro del CIS, que clasifica por orden de importancia las amarguras nacionales, la corrupción es la tercera, solo superada por el desempleo y las dificultades económicas. Si fuésemos algo más críticos y menos complacientes con el que manda veríamos que nuestros tres principales problemas tienen mucho que ver con el Estado. No nos planteamos, por ejemplo, qué pasaría si desde el poder se dejase de intervenir sistemáticamente en la economía o cuál sería nuestro sino laboral si los políticos cesasen de hostigar el mercado de trabajo con leyes y regulaciones múltiples. Pero no, pedimos lo contrario, no contentos con la dosis de estatina que ya nos administran y que nos ha postrado en la ruina económica y moral suplicamos una dosis extra. En los países con pleno empleo y economías boyantes nadie se queja porque no tienen motivo para ello, lo que no alcanzamos a ver es que no tienen motivo para ello porque en esos países el Gobierno enreda muy poquito en las cosas de la economía. Los casos de corrupción se dividen en tres categorías: los urbanísticos, los [...]