diazvillanueva.com
El cártel del taxi - Fernando Díaz Villanueva
Los taxistas llevan en pie de guerra varios años. Este gremio, que hasta hace no mucho concentraba sus problemas en los propios de las ocasionales subidas del gasoil y la burocracia municipal, se ha enfrentado de golpe a un cambio tecnológico que ha revolucionado el transporte urbano de viajeros y para el que simplemente no estaban preparados. Porque el taxi no es más que otro medio de transporte urbano. En Madrid para ir de un sitio a otro podemos hacerlo andando, en bicicleta, en moto, en autobús, en Metro, en Metro ligero, en tren de Cercanías, en coche privado, en coche compartido y, si vamos a la Casa de Campo, podemos incluso tomar el teleférico. También lo podemos hacer en taxi, que es cómodo pero algo caro. De ahí que el taxi solo lo coja habitualmente la gente que puede permitírselo. Nadie que no sea un potentado hace todos sus desplazamientos en taxi porque de lo contrario se dejaría el sueldo en el transporte. Pues bien, hace unos años aparecieron unas aplicaciones para el teléfono móvil (Uber y Cabify son las más conocidas) que permitían poner en contacto telemático a propietarios de automóviles privados (la oferta) con gente que necesita [...]