diazvillanueva.com
El AVE y otros pájaros de cuenta - Fernando Díaz Villanueva
Todo faraón que se precie necesita su pirámide. Las pirámides en el antiguo Egipto tenían una función que iba mucho más allá de la de simple sepulcro y antesala del más allá para el monarca. Transmitían la majestad y el poderío absoluto de la dinastía reinante. Por eso los amos del Nilo rivalizaron durante siglos por construirlas cada vez más grandes. Los faraones de hoy, los políticos, también rivalizan entre ellos para visibilizar su poder. Tienen, además, que justificar la ingente cantidad de dinero que arrebatan a la sociedad vía impuestos crecientes. Y no solo eso, las nuevas pirámides son un negocio excepcional para los que están en la pomada, para ellos mismos y para sus amigos. Mirándolo de este modo, que es casi el único desde el que se puede mirar racionalmente, se entiende la epidemia de obra pública que hemos padecido en los últimos veinticinco años. En España había una razón más que hacía de las obras públicas un caramelo al que era imposible resistirse. Simplemente estaban de moda, el pueblo las recibía con alborozo. El mil veces oído “fulano es un ladrón y un inepto pero hace cosas” llevado a su máxima expresión. Por “cosas” hay que [...]