diazvillanueva.com
Crimea otra vez - Fernando Díaz Villanueva
Este domingo buques de guerra rusos atacaron y capturaron tres barcos de la armada ucraniana cuando se disponían a atravesar el estrecho de Kerch, una angosta lengua de agua que separa la península de Crimea del krai ruso de Krasnodar. El estrecho de Kerch da acceso al pequeño mar de Azov y este a la cuenca del río Don, que se interna en la Rusia interior y permite navegar hasta el mar Caspio mediante un canal construido en tiempos de Stalin, que permite a las flotas mercantes de países como Kazajstán, Azerbaiyán o Turkmenistán llegar hasta el océano. Hasta la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014 el de Azov era un mar binacional, hoy es un pequeño lago ruso a pesar de que Ucrania sigue contando con una gran franja costera en el mismo. Este episodio reabre un conflicto que parecía dormido pero que está más vivo que nunca. Lo que nos viene a demostrar que la mejor manera de perpetuar una crisis es cerrarla en falso.