diazvillanueva.com
Cien Marchenas, por favor - Fernando Díaz Villanueva
Este martes el magistrado Manuel Marchena anunció que renunciaba a presidir el Tribunal Supremo y con él el Consejo General del Poder Judicial. La decisión fue celebrada con alborozo por todo el mundo menos por los dos principales partidos, que días antes se habían puesto de acuerdo para rehacer a su gusto la composición del CGPJ. Esto, que hace años se daba por hecho, hoy ya no sienta tan bien, por lo que las protestas escalaron de nivel hasta tal punto que Marchena, en un arranque de dignidad, se echó a un lado. Todo vino por un mensaje de Whatsapp filtrado a la prensa en en el que Ignacio Cosidó, senador por el PP, se jactaba de los trapicheos que tanto el PP como el PSOE se traen con el poder judicial. El escándalo subsiguiente fue mayúsculo. Bienvenido sea si esto acaba de una vez por todas con el reparto por partidos de CGPJ. Yo personalmente lo dudo, pero bueno, vamos a verlo.