diazvillanueva.com
Chapuza de alta velocidad - Fernando Díaz Villanueva
Ni Berlanga lo hubiese escenificado mejor. Mariano Rajoy con su sempiterno traje oscuro y su corbata azul marino parado en mitad de la nada entre Valencia y Castellón dentro de un tren cuya línea había ido a inaugurar. Todo después de anunciarlo a los cuatro vientos y de que el ministerio del ramo invitase hace unas semanas a la inauguración a Rita Barberá, una ex alcaldesa que lleva año y pico muerta. Todo hecho con mucho bombo y más platillo, con autoridades, prensa y la fanfarria habitual en estos actos. No era para menos, Rajoy no inaugura nada desde 2015. Después de abrirse la línea de AVE a Zamora en diciembre de aquel año (no hubo inauguración porque pilló en plena campaña electoral) se metió en la vorágine del año sin Gobierno y posteriormente en los afanes que consumieron el año pasado. Esta de Castellón era una línea largamente anunciada. Más que una línea nueva se trataba de una simple prolongación del AVE de Levante hacia la capital de la Plana. No muy larga, de sólo 74 kilómetros y en terreno llano. En principio nada complicado al lado de las proezas técnicas que han tenido que realizar los ingenieros de [...]