diazvillanueva.com
Caos, improvisación, Brexit - Fernando Díaz Villanueva
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, advirtió a Theresa May el mes pasado que si la salida de la Unión Europea se produce sin acuerdo la economía británica lo pagará muy caro. El desempleo se pondría en los dos dígitos, la Bolsa caería plomo y todo el tejido económico británico se vería afectado. Una suerte de colapso como el de 2008 pero centrado en el Reino Unido, que es quien correrá con el grueso de la factura de divorcio. Que Carney se haya visto obligado a bajar del Olimpo para recordar a May lo extremo de la situación permite hacernos una idea de hasta qué punto reina en el 10 de Downing street la incertidumbre y el caos. A nueve meses de la salida formal, que se producirá a finales de marzo, la negociación continúa, pero sin avances visibles. Es previsible que antes del salto al vacío May se termine plegando a las condiciones que Michel Barnier, el negociador comunitario, le puso sobre la mesa hace ya un año y que, en la práctica, supondrían un Brexit blando. Este extremo complace a muchos en Westminster, pero a otros les enerva. No invocaron este pandemonio para terminar casi como [...]