diazvillanueva.com
Assange, fin de la escapada - Fernando Díaz Villanueva
El viernes pasado Julian Assange fue detenido en la embajada ecuatoriana en Londres. La policía no irrumpió por las malas en la legación diplomática, lo hizo con el consentimiento expreso del Gobierno de Lenín Moreno, a quien la presencia de Assange incomodaba desde hace tiempo. Y tiempo, mucho tiempo, tanto como casi siete años llevaba Assange en la embajada, que ocupa unos apartamentos del centro de Londres. Assange no se refugió allí porque le persiguiese la Justicia estadounidense, sino porque un tribunal sueco reclamaba su extradición por unas acusaciones de abuso sexual que pesaban sobre él. Esta causa fue archivada en 2017 aunque bien podría reabrirse. Pero sería un asunto menor al lado de las imputaciones que le hacen, esta vez sí, desde EEUU. Un asunto este de Assange que está lejos de olvidarse pero que pertenece a otro tiempo. Los oyentes traen: ¿Por qué Ecuador ha retirado su apoyo a Assange? Países con voto obligatorio Las élites centroamericanas Relacionado