diazvillanueva.com
Abascal tiene la mano en esta partida - Fernando Díaz Villanueva
No diré que era inevitable, pero si algo que entraba dentro de lo previsible. Poner de acuerdo a PP, Ciudadanos y VOX no iba a ser fácil a pesar de lo felices que tanto Casado como Rivera se las veían hace sólo un mes. ¿Por qué? Por una razón sencilla de entender. Hasta el 2 de diciembre todo el espacio político a la derecha del PSOE tenía dos jugadores, ahora tiene tres. El tercero ha entrado, además, con gran fuerza. VOX en Andalucía se ha estrenado con el 11% de los votos y 12 escaños, sólo cinco menos que la franquicia local de Podemos. Para más INRI no es precisamente VOX un partido cualquiera. A día de hoy es un programa electoral andante. Saben que o son coherentes o sus recién adquiridos votantes se olvidarán de ellos y lo pagarán en las municipales de mayo. Quizá dentro de dos o tres años ya pueden permitirse traicionar al electorado en algunas cosas, hoy sería un suicidio. En otras circunstancias que VOX sea nuevo y sus dirigentes estén persuadidos de la bondad de su programa sería algo intrascendente, pero da la casualidad de que es decisivo. Puede hacer que gobierne una coalición [...]