diazvillanueva.com
Llora por ti, Zimbabue - Fernando Díaz Villanueva
Este mes de noviembre se ha producido un hecho histórico. Robert Mugabe, el dictador más longevo del mundo, abandonó la presidencia. Lo hizo a la fuerza, eso sí, después de un golpe de Estado a cámara lenta que le dio uno de sus hombres: Emmerson Mnangagwa, un camisa vieja del mugabismo que llevaba años pujando por hacerse con el poder. La alegría de ver como un dictador sale de la poltrona llega esta vez empañada por el hecho de que el dictador de repuesto ya ocupa el trono. Poco se puede esperar de él, la verdad. Mnangagwa lleva toda la vida empotrado en la maquinaria de poder zimbabuense y, por descontado, es del mismo partido que el depuesto Mugabe, el ZANU-PF, el único legal en Zimbabue. De hecho, hasta hace sólo un mes era el vicepresidente y antes había ocupado carteras ministeriales durante años, incluida la de Seguridad del Estado, de la que depende la temible CIO, la policía política del régimen. No es casual que, dentro del país, a Mnangagwa se le conozca con el sobrenombre de “el cocodrilo“. Por la longitud de sus fauces, se entiende. Lo prudente (y lo realista) es no hacerse demasiadas ilusiones respecto al [...]