diazvillanueva.com
La gran huelga del 88 - Fernando Díaz Villanueva
Aunque pueda parecernos lo contrario, los españoles nunca hemos sido demasiado dados a las huelgas generales. En el siglo XIX sólo hubo una, y en el XX nueve; casi nada, pues, sobre todo si se tiene en cuenta que en ese mismo periodo padecimos toda suerte de cuartelazos, guerras civiles y cambios de régimen. Hasta la muerte de Franco sólo había habido tres: las muy violentas y revolucionarias de 1917, 1934 y 1936. Luego la cosa se aceleró. Hubo huelgas generales en 1976, 1978, 1985, 1988, 1994 y 2002; y hasta una microhuelga de dos horas cuando lo de la guerra de Irak. Esta afición reciente por el fenómeno se corresponde con la consagración en el altar de la patria de los dos sindicatos hegemónicos: la ugeté y los de ce-ce-o-o, si se me permite parafrasear a Alfredo Urdaci. Como estas dos organizaciones son, en la práctica, una agencia estatal como cualquier otra, tienen que justificar su existencia de una u otra manera; de ahí que enreden tanto y sirvan para tan poco. De todas las huelgas, digamos, contemporáneas, la única que de verdad paralizó España fue la del 14 de diciembre de 1988. Para entonces Felipe González llevaba seis [...]