dialogosconro.com
La inspiración
- ¿Cómo, siendo tan inmensa, no te había visto? Le pregunté yo, asombrada ante tan gran despiste. Ella - más que probablemente - pensó en todas y cada una de las inquietudes que pesaban en mi ánimo; en los mil desvelos que tan ávidamente ocupaban todo el espacio de mis pensamientos. - No estabas en el lugar adecuado – me respondió la Inspiración, toda coqueta.