detintasomos.com
De cómo Ingrid Bergman y Juliette Binoche me salvaron la vida
Ustedes disculparán, pero eso de tener una hoja en blanco enfrente es una convocatoria a usarla como diván o confesionario. Comienzo estas líneas con una declaratoria de obsesión juvenil: mi único …