dessjuest.wordpress.com
La felicidad está ahí, sólo tienes que desearla de veras.
Flácido miró su reloj, era la hora, todas las noches acudía a la hora del cierre del bar de Paco, le ayudaba a recoger, barría, colocaba sillas y demás, a cambio Paco le daba un café con leche y un…