despuesdelhipopotamo.com
Dorian Gray y los retratos de El Fayum
Leer a Wilde es correr en zigzag por un texto minado. Pisas una línea y ¡zas!, un aforismo te estalla en pleno rostro. Casi noqueado, te detienes y relees la línea con una mezcla de admiración y en…