desotilezayturnedo.com
Provinceo y cocido
Son las diez de la mañana y abres un ojo a medias al sonido del despertador. El instrumento preferido del demonio suena y suena otra vez mientras la noche de ayer martillea en tu cabeza. “No …