declickenclick.com
La fiebre del oro: no había que rebuscar en el Yukón. La mina está en Nueva York, y no sólo de oro. También hay piedras preciosas.
La fiebre del oro, esa enfermedad que afecta de forma periódica a aventureros de todo el mundo hacia remotos lugares movidos por el afán del enriquecimiento rápido. Uno de los primeros libros que r…