danielcapoblog.com
El vendaval
Esta mañana sopla un viento airado, casi furioso. Miro por la ventana de mi escritorio y observo un mar crispado, como de estampa japonesa. No se divisan barcos, ni siquiera a lo lejos. Las hojas d…