cuentosdemochila.com
¡A Volar en Parapente!
¡No experimentaba ningún miedo a volar! Hacía varios años me había aventado primeriza al cielo, colgando de un parapente sobre las montañas de Santander; el lugar de los deportes extremos en Colombia. La facilidad con la que me había adaptado a la altura esa tarde, sorprendió al chico que volaba conmigo -o más bien, quien era