cuentosdecaracas.com
Uno en un millón
Me esperaba a Amílcar Rivero. Quien encontré fue a Luis Gerónimo Abreu. Cuando me había llamado, se oía tan nervioso y tan empeñado en ocultarlo que estaba segura que era más feo que un carro por d…