cuentosdecaracas.com
La cita, segunda parte
Si puedes por q no te traes una botellita de vino? Me da cosa agarrar las de ak, como es mi papá con ellas. Héctor simplemente sonreía. Ya a estas alturas se sentía, no como el gato que se tragó al…