cronopiomaldito.wordpress.com
El Fruto
No váyase a secar en tu manos ese fruto que dado te fue comelo ahora o entierralo en el aire para que nazca otra vez surtiendo el pretérito silencio del perro triste que vive en la azotea. Llévote …