cronicasdeunainquilina.com
Tu voz, tu maravillosa voz | Crónicas de una inquilina
Soñé con vos, bueno, en realidad fue un medio sueño. Podría decir que un cuarto de sueño a lo mejor. Un sueño al pedalazo. Uno de esos sueños como cuando uno zampa la carrera persiguiendo un autobús. De esos sueños urgentes, como cuando jugamos un, dos ,tres chiviricuarta por mí y por mis amigos.