cronicasdeunainquilina.com
A veces | Crónicas de una inquilina
A veces, cuando te converso en mis sueños te acaricio mis manos tiemblan buscando tu piel suave y delicada, sos la ternura, el sosiego el refugio que apacigua mi insensatez. A veces, cuando te sueño mis labios se deslizan en tu piel y musitan entre tus poros la dulzura del anhelo y yo te toco y el