cronicasdeunainquilina.com
Una y otra vez | Crónicas de una inquilina
Te amo, te repito constantemente con necedad y hambre con sed y delirio. Te amo, con urgencia y fascinación todos los días a todas horas como amo la lluvia y la niebla y la dulce miel de los cerezos. Te amo, con mirada inquieta de niña traviesa con rebeldía de flor de asfalto con la locura de