cronicasdeunainquilina.com
Sin pedigrí | Crónicas de una inquilina
Sígueme en https://telegram.me/cronicasdeunainquilina Crecí entre lodazales, polvaredas y láminas oxidadas. Mi infancia fue un poema herido e increíblemente hermoso. Crecí en el corazón de una alcantarilla marginada que tenía un idilio con la aldea y el zacatal. Rodé entre barrancos y trepé árboles