cronicasdeunainquilina.com
El silencio que amuralla | Crónicas de una inquilina
Son miles los oprimidos sin nombre y sin voz. Tantos los sueños que se llevó el río, en una cuneta los dejó. Tantos niños maltratados, siguen siendo esclavos. Niñas obligadas a parir han olvidado sonreír. ---- Los abuelos con sus manos agrietadas, arrullando el tiempo tejen la nostalgia. Las calles